Filtrar por

Disponibilidad

Disponibilidad

Marca

Marca

Peso

Peso

  • 0kg - 7kg

Precio

Precio

  • 5,00 € - 11,00 €

Valoraciones de los clientes

10 / 10 de 4 opiniones

Calidad del producto 9.5 / 10

Atención al cliente 10 / 10

Envío 9.8 / 10

Filtros activos

Kiki Lit Lecho Universal Papel Y Celulosa 10 L

Kiki Lit Lecho Universal Papel Y Celulosa 10 L

Precio 6,95 €

Lecho vegetal con gran poder de absorción que neutraliza los malos olores.

Living World Corn Cobs Fresa 10 Lt

Living World Corn Cobs Fresa 10 Lt

Precio 10,15 €

Lecho Sanitario Biodegradable para pequeños animales hecho de maíz.

 *Se vende en cajas de 5 unidades

Living World Corn Cobs Fresa  5 Lt

Living World Corn Cobs Fresa 5 Lt

Precio 5,50 €

Lecho Sanitario Biodegradable para pequeños animales hecho de maíz. 

*Se vende en cajas de 10 unidades

Living World Corn Cobs Natural 10 Lt

Living World Corn Cobs Natural 10 Lt

Precio 9,55 €

Lecho Sanitario Biodegradable para pequeños animales hecho de maíz.

 *Se vende en cajas de 5 unidades

Living World Corn Cobs Natural 5 Lt

Living World Corn Cobs Natural 5 Lt

Precio 5,10 €

Lecho Sanitario Biodegradable para pequeños animales hecho de maíz. 

*Se vende en cajas de 10 unidades

Kiki Arena Chinchillas 1,9kg

Kiki Arena Chinchillas 1,9kg

Precio 6,50 €
Chipsi Maiz 10 Lt

Chipsi Maiz 10 Lt

Precio 7,71 €
Chipsi Classic Citrus 60 Lt.

Chipsi Classic Citrus 60 Lt.

Precio 6,59 €

Cómo elegir el mejor lecho o sustrato para sus roedores

Toda familia requiere una mascota por muchas razones, entre ellas el beneficio emocional que otorga el poder cuidar y proteger a un animal, por otra parte, si hay niños en la casa, esta es una experiencia que va a ser perfecta para que los más pequeños adquieran responsabilidades.

Sin embargo, en ocasiones elegir la mascota ideal puede ser un poco complicado, porque existen muchos factores a considerar, como el espacio disponible en la vivienda.

Es por esta razón que muchas familias se han olvidado de elegir perros o gatos, entonces se inclinan a preferir animales de menor tamaño, que además son menos exigentes con los cuidados y ocasionan pocas molestias para quienes no toleran los ruidos, como es el caso de los roedores.

Estas mascotas requieren menos cuidados y atenciones, son felices son suficiente espacio para jugar y una rueda para ejercitar, pero lo que nunca debe faltar en su jaula es un lecho o sustrato de excelente calidad, que mantenga su área higiénica.

Qué es el lecho o sustrato y su importancia

En lo que al área de la biología se refiere, el lecho o sustrato es esa superficie en la cual un animal mora. En el caso de los roedores que son mascotas, se debe recordar que por lo general ellos permanecen mucho tiempo en un espacio reducido.

Este espacio suele ser una jaula, y ahí es donde duermen, se alimentan e incluso hacen sus necesidades, en otras palabras, realizan actividades en las cuales es natural que cierta cantidad de sustancias puedan ser esparcidas en el suelo de la misma.

Si desea mantener la higiene de la mascota, es menester utilizar un buen sustrato o lecho en el suelo de la jaula, que pueda recibir y absorber todos estos desechos. Para ver los mejores lechos entre aquí

También existe otro aspecto que debe ser considerado, y es el reemplazo regular del sustrato para evitar que este desprende olores desagradables que puedan llegar a impregnar no solo el área donde se encuentre la mascota, incluso toda la casa y atraer insectos.

Por otra parte, cuando el lecho se mantiene húmedo y con desechos, la salud de la mascota y de la familia estará en riesgo, el animal puede desarrollar úlceras en sus patas, incluso hongos, sin mencionar que podría ser el origen de enfermedades respiratorias o alergias de quienes compartan la vivienda.

Funciones que cumple el lecho o sustrato

El lecho es un elemento indispensable para poder ofrecer a la mascota los cuidados que requiere, porque ahí es donde los roedores caminan, descansan, se divierten, crean cuevas como madrigueras para esconderse.

Pero aparte de estas funciones, también deben absorber la orina de la mascota, así como los residuos de alimentos que puedan caer sobre el lecho, además es ideal que cubran su excremento y ayuden a disminuir el olor característico.

De ahí la necesidad de reemplazar el sustrato periódicamente, para que siempre presente la capacidad de absorber y cubrir todos los residuos. Por lo tanto, elegir el tipo de lecho que se adapte más a los requerimientos del roedor.

Tipos de lechos y sustratos

Una de las cualidades más importantes de los lechos para este tipo de mascotas, es que sean fabricados con materiales de origen natural, y así evitar el desarrollo de alergias o enfermedades que puedan afectar su salud. Los sustratos recomendados para los roedores son los siguientes.

Viruta clásica de madera o serrín

Este lecho es muy utilizado para las jaulas de los roedores, puede ser porque es el más económico del mercado. Está elaborada en maderas blandas naturales, como de pino o álamo. Consigue las mejores ofertas.  

Ofrece al animal la posibilidad de excavar y ocultar comida, o incluso esconderse, por lo que se recomienda la búsqueda de virutas que no tengan polvillo, porque estos afectan las vías respiratorias del roedor.

Es un tipo de viruta muy absorbente, así que el roedor se mantendrá seco, sin embargo, no cuenta con aromatizantes que puedan disimular los olores de los desechos de la mascota, por lo que será necesario su reemplazo con frecuencia.

Viruta de madera aromatizada

Sus cualidades son las mismas de la viruta clásica de madera, pero la diferencia es que al momento de su fabricación le ha sido agregada alguna fragancia natural.

Este ingrediente adicional ayuda a combatir los olores característicos de los desechos y desperdicios del roedor, así como refrescar el área.

Viruta de cedro

Es un tipo de lecho con cualidades particulares, y es que esta madera tiene la propiedad de emitir aceites volátiles que podrían afectar el sistema respiratorio de la mascota.

Pero es imposible ignorar que consiste en una madera que proporciona un fuerte olor natural que ayuda a disimular los malos olores de la jaula. Es por esta razón que se recomienda solo para roedores que no estén en contacto directo con el lecho.

Pellets

Este tipo de lecho o sustrato proviene de los desechos de las serrerías, también pueden proceder del papel prensado, paja, cáscaras de cereales, y reciben un proceso que los prensa en forma de pellets, son similares a los que se emplean en algunas estufas.

La ventaja que ofrecen es que no contienen resinas, son libres de polvo, por lo que no afectará las vías respiratorias del roedor, aparte se estima que tiene una capacidad de absorber hasta 3 veces su volumen y disimula los malos olores. Se recomienda su uso para roedores de gran tamaño.

Mazorca de maíz

Es uno de los lechos más ecológicos que se encuentra en el mercado, porque proviene de los desechos de la cosecha de maíz.

Este tipo de sustrato absorbe desde las capas más bajas, así la superficie se mantiene seca por mayor cantidad de tiempo, además es tratado con aire para remover las partículas de polvo.

Papel

Este tipo de lecho está elaborado en papel reciclado y por completo biodegradable, aparte no contiene productos químicos ni partículas de polvo. Ofrece una textura suelta y muy suave para el roedor.

Tiene la particularidad de aglomerarse cuando se humedece, lo que permite remover solo la parte sucia, así el tiempo de vida útil del lecho se alarga.

Y cuando es momento de desechar este lecho, puede ser utilizado como compostaje para las plantas, debido a su carácter natural.

Silicatos

Este es un tipo de sustrato muy absorbente, está fabricado a partir de cristales de silicato de sodio, y se presentan como perlas casi transparentes, que tienen la capacidad de retener líquidos y olores, hasta 350 veces su volumen.

Catalogado como un material de gran estabilidad, y no es tóxico, sin embargo, en caso de ser utilizado para roedores, debe ser en áreas en la que esta mascota no permanezca por mucho tiempo, ya que debido a su impresionante capacidad de absorción, puede resecar sus patas.

Otras alternativas

Existen épocas del año en las cuales las temperaturas se elevan, y las mascotas ingieren mucho líquido, por lo tanto es muy natural que ensucien con mayor frecuencia sus lechos, y estos se deterioren en menos tiempo de lo acostumbrado en otras temporadas.

Algunos dueños de mascotas han decidido dar una oportunidad a otros tipos de lechos, un ejemplo son los que son elaborados en telas, debido a sus ventajas, como la posibilidad de ser lavadas con frecuencia, incluso a diario.

Pero antes de preferir esta alternativa, es importante elegir una opción cuyos bordes se encuentren bien rematados, de manera que no existan hilos que puedan ser ingeridos por los roedores, y que eventualmente generen problemas serios que comprometen su pequeño sistema digestivo.

También es necesario que el lecho de tela sea mullida y absorbente, incluso si debe sobreponer varias capas de ella, así se evitará la formación de charcos que atente contra la higiene necesaria en la jaula del roedor.

Precauciones a considerar

Antes de elegir un lecho o sustrato, es necesario considerar cuáles son los materiales que pueden resultar perjudiciales para el roedor, aunque resulten una fantástica alternativa para otro tipo de mascotas.

La referencia es específicamente a la arena de gatos. Es cierto que los felinos son reconocidos por el intenso olor de sus desechos, sin embargo, son animales que no viven encima de este tipo de sustrato, solo se dirigen a la caja que lo contiene cuando es necesario.

Por otra parte, la arena de gato por lo general contiene una considerable cantidad de polvo que puede tener efectos negativos en el aparato respiratorio del roedor, debido a que se trata de un animal más pequeño, aparte de que emana gases que pueden ser tóxicos.

Otro tipo de sustrato que no es recomendable para las jaulas de los roedores, es el papel periódico. Tienen la ventaja de tener una gran capacidad de absorción, y son muy asequibles, sin embargo la tinta utilizada para la impresión, puede resultar tóxica si la mascota lo llega a roer.

No obstante, en caso de tener el interés de utilizar este material, por las ventajas que ofrece, puede ser utilizado en la base de la jaula, y encima cubrir muy bien el papel periódico con otro tipo de sustrato, para impedir que el roedor pueda mantener contacto alguno con él. Compre ya el mejor lecho para su roedor.